NPS Academy: Gestión correcta del NPS

Hola:

Gestionar un Sistema NPS® en la empresa va mucho más allá de simplemente poner en marcha el proyecto y concentrarse en los resultados del score. Implica entender cuales son las cosas especiales de mi operación que causan lealtad dentro de mis clientes y or supuesto, qué cosas evita que el cliente pueda tener la mejor de las experiencias

En este video de hoy, quiero compartir con ustedes algunos aspectos claves, que son fundamentales a la hora de gestionar adecuadamente un sistema NPS en cualqeuuier empresa de productos o de servicios.

Cuentame las reflexiones que te genera el mismo. Espera la próxima semana una nueva entrega de NPS Academy.

 

Reflexiones gerenciales antes de iniciar el Sistema NPS

Hola de nuevo:

La semana pasada he estado conversando con varios empresarios y dentro de las conclusiones que han salido a partir de las sesiones con gerentes, se generó este nuevo video que quiero compartir con todos ustedes.

Espero sea de su agrado, que les sea muy útil y genere una importante reflexión en cuanto al contexto mental que debemos establecer antes de iniciar la implementación de un Sistema NPS.

Hasta pronto.

Diseño de un Sistema NPS para tu empresa

Hola, como ya lo habrás podido observar, el implementar un sistema NPS en tu empresa, es una de las metodologías de mayor impacto para mejorar el servicio al cliente de tu organización. Sin embargo, debemos estar claros en los pasos iniciales y fundamentales que debemos dar antes de emprender ese camino.

En este video encontrarán algunas preguntas importantes que debes responder antes de implementar esta iniciativa. Espero que te guste.

Nos vemos en la próxima entrega.

Cómo construir compromiso en nuestros equipos de trabajo

Hola:

A veces para lograr las metas de la compañía, olvidamos o no caemos en cuenta en quienes son las personas claves de una organización para lograr el compromiso de los equipos de trabajo y por tanto, olvidamos iniciar su empoderamiento y el involucarlas en las iniciativas, para que se conviertan en promotores de nuestra estrategia.

Revisa en este video, cómo construir compromiso en nuestros equipos de trabajo.

Espero que te sirva mucho.

¿Qué es el NPS y para qué sirve?

Hola… después de mucho tiempo de no publicar artículos en el blog, quiero contarte que en estos dos años, han pasado en mi vida… bueno… muchas cosas, pero todas muy buenas afortunadamente.  Pero tal vez la más importante a nivel laboral es que en estos dos años de ausencia me concentré con todas las ganas a aprender una nueva disciplina y ahora combino mis actividades de couching de esencia y como conferencista profesional, con una que cada nuevo día me apasiona más y más: ni mas ni menos que todo lo relacionado con servicio al cliente y con la creación de experiencias increíbles en las empresas, para que aumenten cada día la lealtad de sus clientes. Este ha sido un viaje verdaderamente transformador. Pronto comenzaré de nuevo a publicar artículos semanales en el blog y podrás darte cuenta de lo increíble que es este tema y su importancia para llevar nuestro negocio al siguiente nivel.

En este nuevo mundo, entre otras cosas, me encontré con una de las herramientas de mayor utilidad para dirigir la estrategia y el mercadeo de las empresas que existe: el NPS®. Este sistema es utilizado por las empresas más grandes e importantes del mundo tales como Apple, Lego, American Express, Disney, Amazon y cientos más así de importantes.

En este video te explico de que se trata y para que sirve. Espero que te guste mucho y te sirva para aprender mucho sobre el significado y la utilidad del NPS®. Poco a poco iré publicando nuevos videos que expliquen sobre este y otros temas del servicio al cliente.

¡Hasta pronto!

Creencias: Yo creí que era…

Conviene tener en cuenta que muchas creencias

se apoyan en el prejuicio y en la tradición.

René Descartes.

 

Desde hace varios meses he venido desarrollando y perfeccionando una habilidad personal que hace tiempo quería poner en práctica, pero que durante mucho tiempo en mi vida, permaneció en la lista de espera debido a unas creencias que habían estado presentes durante muchos años. Unas creencias que muchos de ustedes seguramente también tienen sobre sí mismos y que estoy seguro que si se decidieran a retarlas y a tomar acción para verificar si son falsas o verdaderas, con certeza puedo asegurarles que muchos se sorprenderían positivamente, tal como me sucedió a mí.

 

El interés en desarrollar esta habilidad y cumplir así con un sueño aplazado por muchos años, se había visto reforzado por el reconocimiento del impacto que la misma podía tener en lo que desde hace 4 años es mi gran propósito personal: inspirar a otros a que se conecten con su pasión y se impulsen a recuperar su alegría y su felicidad, convirtiendo sus sueños en realidad, ¡ahora mismo!

 

La habilidad que hace rato quería desarrollar era la de poder captar, expresar y compartir ideas por medio de dibujos. Pero el problema es que en mi mente había una conversación que siempre decía: “si claro, muy bonito y todo, pero la verdad, yo no soy bueno para dibujar…¿entonces cómo puedo hacerlo?” … ¿suena conocido?

 

creencias-3¿Cuántas veces en la vida te has negado la posibilidad de hacer, vivir o experimentar algo, solo porque en tu mente te dices todo el tiempo que eso no es posible, que es muy difícil o que tú no “es bueno para eso”?

Este suele ser un concepto sostenido y mantenido con cuidado,  solo para darte cuenta cuando por fin lo intentas (y además ¡lo logras!), que en realidad, si era posible, no era tan difícil y al parecer no eras tan malo para eso como tú creías. Es que ese es el problema de las creencias. Suelen ser conversaciones mentales tan frecuentemente repetidas por nosotros mismos que así sean falsas, inexactas o desactualizadas, terminan convirtiéndose en verdades absolutas que direccionan y limitan nuestra vida y nuestras posibilidades durante años y años.

 

El tema era que actualmente dos de los vehículos que utilizo para manifestar mi pasión de generar felicidad en otras personas son las conferencias y los talleres, y desde hace tiempo venia sintiendo que las herramientas tecnológicas que normalmente se utilizan para desarrollar el material audiovisual, en lugar de ser verdaderas ayudas de comunicación, en muchas ocasiones causan más problemas que beneficios: en el momento de mayor conexión emocional con los participantes, éstas se comportan como barreras que dificultan el conectarse de una manera cercana con todos y además no permiten redireccionar los procesos por un camino diferente al prestablecido el cual algunas veces va en contra del flujo y la dinámica que el taller o la actividad requiere en momentos especiales que la energía del grupo crea.

 

Necesitaba entonces desarrollar una herramienta que me permitiera fluir con el grupo de una manera más armónica, pero que a la vez honrara los canales visuales que la mayoría de la población utiliza para captar y procesar las ideas. Dado todo eso, un día finalmente decidí saltar al vacío y retar mis creencias de no ser un buen dibujante y por tanto ser incapaz de transmitir ideas con dibujos hechos a mano en tiempo real y no con ayudas audiovisuales típicas diseñadas y organizadas previamente.

 

En esa ocasión había sido contratado para facilitar un taller de felicidad en otra ciudad, durante una de las actividades previas a un congreso de nivel nacional y decidí entonces que conduciría las 8 horas del taller usando sólo mi expresión verbal, mis movimientos corporales y mis dibujos hechos a mano en el momento mismo de desarrollar el taller. Dado que temía que, si llevaba conmigo un plan B, en el momento final deliberadamente podía arrepentirme de mi decisión, viajé a la ciudad del congreso sin computador, ni iPad, ni nada parecido. Iba solo preparado con cuatro marcadores gruesos de diferente color y unas cuantas hojas que contenían el orden conceptual de las 8 horas del taller, pero sin textos ni títulos ni nada. Sólo algunas indicaciones sobre dónde conectar una idea con otra y mantener un orden lógico en el desarrollo de los contenidos.

 

Viajé la tarde anterior, y al llegar de nuevo al hotel luego de salir a dar una vuelta por la ciudad, disfruté de la cena, subí a mi habitación, me duché y esa noche dormí plácidamente porque por primera vez no tenía ningún material para revisar antes del taller, ni debía estar seguro que todos los sistemas y programas informáticos funcionaban bien o verificar que no hubiera dejado los cables o las conexiones en mi casa, que el control del computador tuviera pilas suficientes, ni nada por el estilo. Al acostarme simplemente realicé una pequeña revisión mental del orden con el cual quería desarrollar el taller y claro, antes de dormir fue imposible dejar de preguntarme cómo iba a ser un taller de 8 horas apoyado por dibujos realizados por una persona que durante años se había convencido a si mismo con sus creencias de no saber dibujar.

 

Al día siguiente, al llegar al salón del centro de convenciones, me di cuenta que el único sorprendido no era yo. Como no se había reservado previamente ningún equipo de proyección, el encargado de sistemas estaba muy estresado porque ya era hora de comenzar y nadie le había dicho si yo llevaba mi computador o él me tenía que alistar uno, si tenia la presentación en una memoria USB o requería una conexión a wifi para bajarla de la nube, si el video proyector que iba a utilizar ese día era compatible con las conexiones de mi equipo, o si iba a utilizar un iPad o alguna tablet, si la pantalla de proyección me parecía bien donde estaba ubicada o si necesitaba algún equipo audiovisual que él no hubiera alistado.

 

Fue muy chistosa su cara cuando tranquilamente (aunque por dentro debo aceptar que estaba bastante intranquilo …), le dije: “tranquilo hombre, puede llevarse todo eso… lo único que necesito en un buen café, una jarra con bastante agua, un vaso y el tablero creenciasacrílico más grande que tenga… por los marcadores no se preocupe que yo traje los míos… ¡ah! y ese atril de conferencista también se lo puede llevar…”

 

Mientras llegaban todos los asistentes, repasé nuevamente las hojas que había preparado, y al cabo de una media hora más o menos, cuando ya estaba la sala llena, comencé con todos los colores que tenía a mano, a crear un “hermoso” dibujo de un letrero luminoso en una carretera que contenía la palabra “bienvenidos” sostenido por unas tiernas figuras que simulaban ser enanitos sonrientes…

 

Sin embargo, a pesar de haberlo visualizado muy bien en mi mente, algo salió mal… al iniciar hice una pequeña encuesta entre los asistentes y sin ningún pudor me confirmaron que lo único que lograban entender era la palabra “bienvenidos”… por ningún lado lograban ver la carretera, el letrero, las luces y ¡¡mucho menos a los enanitos!!… en ese momento ya no tenía duda alguna, estaba enfrentando las consecuencias de una pésima decisión… yo no sé dibujar, no tenía mi computador conmigo ni la presentación en una memoria USB, ni plan B ni nada… y lo que si tenía por delante eran 8 horas de taller que debía desarrollar y 60 personas que habían invertido su dinero para asistir a mi taller y que no dejaban de mirarme expectantes.

 

Traté rápidamente de rediseñar algunos de los elementos del dibujo y luego se los expliqué con gran entereza, pero en realidad, nunca lograron ver la escena que yo quería que vieran. Eso realmente me sorprendió porque ¡yo estaba haciendo mi mejor esfuerzo!… pero no estaba resultando. Lo que más me sorprendió y que creo que fue lo que salvó el día y produjo la cadena de éxitos que luego se fue dando, fue que cada uno se sentía realmente bienvenido y todos sin excepción, declararon unánimemente que el abstracto y hasta surrealista dibujo que rodeaba la palabra bienvenidos era “muy interesante”, les llamaba profundamente la atención y les causaba curiosidad sobre la manera en que iba a conducir el taller…

 

¿Pueden creerlo?… lo que yo había calificado como una pésima decisión y la peor estrategia para iniciar la actividad, era en creencias-2realidad el mejor rompehielos que había podido encontrar. Luego de eso, sucesivamente se fueron dando situaciones que realmente unieron el grupo y generaron una energía tal, que cuatro horas más tarde, cuando llegamos a la pausa del almuerzo se había creado una verdadera experiencia cercanía, conexión, y de felicidad para ellos y por supuesto para mí.

 

Por la tarde ya me descaré… comencé a realizar mis mejores trazos sin ningún remordimiento, emulando la mejor versión de un Picasso o de un Dalí en sus momentos de máxima creatividad. Al final del día, aunque es claro que hubo muchos dibujos que se pudieron haber hecho mejor, y sobre los cuales estoy trabajando en este momento, no sólo recibí una linda retroalimentación de la mayoría de los asistentes, sino que pude comprobar que en realidad las personas recuerdan a interpretan de una mejor manera los conceptos cuando estos están vinculados a un dibujo. Cuando una persona es capaz de ver algo y lo cree en realidad, estará mucho mejor preparado para actuar sobre ello y por tanto para lograr resultados increíblemente buenos.

 

Por eso, la próxima vez que quieras compartir algún concepto o idea con alguien, ayúdalo a que lo “vea” con mayor claridad y así podrá pasar con mayor facilidad del estado actual al estado deseado. Ahora puedes entender por qué no es raro que las compañías de éxito estén permanentemente guiadas por su “visión” del futuro, y por qué es tan importante que todos los integrantes comprendan y compartan esa visión… porque lo que no eres capaz de ver, serás incapaz de realizar…

 

Así que dibuja ahora mismo el futuro que quieres para ti y para los tuyos. No importa si tus creencias te dicen que no sabes o no eres bueno para dibujar,. Impulsa a los demás a que también aprendan a dibujar sus sueños… yo lo hice, y desde ese día no he parado de descubrir nuevas y geniales capacidades que ni siquiera sabía que tenía.

 

La pregunta con la que hoy quiero dejarte entonces es: ¿has evaluado cuántas de las creencias y verdades en tu vida están pendientes de cambiar… o quizás de completar?

 

Y te lo pregunto porque esa noche cuando estaba en la silla del avión regresando hacia Bogotá, confirmé y completé la segunda parte de las creencias que había tenido desde siempre… esa noche tuve claro, que efectivamente yo no soy bueno para dibujar…  ¡¡¡soy magnifico!!!. jajaja

 

Cuídate mucho ¡déjame abajo tus comentarios y reflexiones!

 

_MG_7936Este es un espacio que a través de expresar diferentes puntos de vista de su autor, busca generar en sus lectores un momento de reflexión, de evaluación personal y provocar una reacción o una opinión al respecto. Por eso me encantaría saber tus comentarios u opiniones y si este blog está siendo de utilidad para mejorar tu liderazgo personal y el de tu empresa. Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

Para suscribirte al blog ingresa a www.robertomartinez.co y al descender en la página aparecerá una ventana emergente en la cual podrás anotar tu nombre y tu correo electrónico, para no perderte el próximo artículo.

Confianza: La clave para el éxito en cualquier relación.

La confianza es del tipo

de cosas que sólo se pierde una vez.

 

Todos dependemos de todos para lograr las metas y cumplir los sueños. Por eso tantas compañías, grandes y pequeñas, gastan grandes presupuestos generando acciones que promuevan el trabajo en equipo, el sentido de solidaridad y unión entre sus integrantes, el liderazgo personal y del grupo, solo para darse cuenta que al final del día, todos los esfuerzos realizados no logran alcanzar un nivel de resultados que se compare con la inversión de tiempo, dinero y esfuerzo realizados… ¿por qué ocurre esto?

 

Bueno, indudablemente pueden existir muchas explicaciones para esto, pero desde mi punto de vista, la principal y de mayor confianza-2impacto, es que seguimos trabajando en el éxito de las empresas, sin pensar en promover primero el éxito personal e individual de nuestros integrantes. Muchos empresarios siguen creyendo que deben dirigir sus esfuerzos a construir los equipos y los proyectos de la empresa y que la parte personal de los integrantes es solo problema de ellos y no un asunto de la empresa. Si reconociéramos que las empresas están constituidas por personas, por seres humanos, y que sin ellos ni los mejores equipos, maquinarias o procesos industriales van a funcionar como quisiéramos, entenderíamos que nuestro propósito principal en la empresa debe ser el crecimiento y el desarrollo de nuestros integrantes.

 

Como lo dijo Richard Branson, el fundador de Virgin en una entrevista en la cual le preguntaban sobre las prioridades que debe tener el CEO de una gran multinacional: “si me preguntaran para mí qué es más importante, si los accionistas o los clientes… les diría que ninguno de ellos… para mí lo más importante son los empleados, porque si yo me aseguro que ellos estén bien y sean felices, ellos se van a encargar de hacer felices a mis clientes y por tanto a los accionistas…”… tiene toda la razón, o como lo decimos en Roberto Martinez Leading Life, “¿Cómo puede ser una empresa exitosa, sino está conformada primero por seres humanos exitosos?.

 

Por eso creo que la prioridad para cualquier empresario, sin importar el tamaño de la empresa o el negocio al que se dedique, debe ser primero, el desarrollo y el bienestar de sus integrantes y ahí sí, a partir de ese punto proyectar la productividad de la organización como una meta, y los ingresos y las ventas como un resultado de todo lo anterior. En el sentido inverso no funciona como lo demuestran en muchas ocasiones los pobres resultados que se logran a pesar de invertir grandes recursos en la gestión de la empresa y en desarrollo de la identidad y el trabajo en equipo de la gente que la conforma. La prioridad entonces es entender cómo funciona la mente de un ser humano para poder ser más exitoso en el liderazgo de los mismos.

 

La confianza es la base de las relaciones de valor entre las personas, y si las empresas dependen del tipo de relaciones que establecen las personas al interior de la misma, las acciones deberían estar siempre encaminadas a la generación de la confianza entre las personas y la empresa y entre las personas entre sí. Y esto es un trabajo que debe ser de todos los días, y llevado como un proceso coherente en toda la organización.

 

Seguimos buscando un mejor trabajo de los equipos, pero seguimos premiando al “empleado del mes”, es decir, por un lado queremos que el trabajo de equipo crezca y se consolide, pero por otro lado avanzamos desconociendo los resultados del equipo y su desempeño, seguimos promoviendo y premiando las acciones individuales… la falta de coherencia fácilmente rompe la confianza y envía además un mensaje equivocado. Por eso la confianza típicamente es algo difícil de construir, pero fácil de perder… más importante que ganar la confianza de alguien, es mantenerla.

 

 

¿Dónde se origina la confianza?

 

 

Bueno, me gusta pensar en la confianza como el resultado de la suma de dos cosas diferentes. Por un lado, los comportamientos y las decisiones de las personas, y sobretodo de los líderes deben ser por principio benevolentes.  La benevolencia es una de las características más notorias que debe tener alguien que se precie de ser un buen líder. Benevolente es aquel que tiene y mantiene buena voluntad hacia las personas. La benevolencia se asocia a la bondad y al ser una persona fundamentalmente buena.

 

Si nuestros líderes no nos demuestran con sus todos actos que el motor principal de todas sus acciones es el bienestar de quienes los seguimos, inmediatamente perderán nuestra confianza. Cuando sentimos u observamos que otra persona actúa buscando solo su beneficio personal o la ganancia propia solamente, inmediatamente nos separamos de esa persona y la invalidamos como líder a seguir. De la misma forma cuando en una empresa los integrantes dudan de la benevolencia de sus líderes, se pierde para siempre la confianza y así de boca para afuera unos y otros digan que confían entre sí,  la verdad es que en el momento decisivo y más importante, el equipo se disolverá inmediatamente y la reacción general será del clásico “sálvese quien pueda”.

 

confianzaPero la benevolencia no es el único elemento que construye confianza. El segundo factor que se incluye en esa sumatoria es la credibilidad. La credibilidad se genera manteniendo un comportamiento consistente y homogéneo durante todo el tiempo que se mantenga la relación. Por eso la confianza no se crea inmediatamente, es algo que se construye en el tiempo. En el tiempo en el cual el equipo nos mira, nos observa y nos evalúa en cada paso del camino para ver si somos consistentes… si actuamos siempre de la misma manera y con las mismas prioridades en nuestras decisiones y en nuestros comportamientos.

 

Por eso, los recursos de formación y capacitación de liderazgo y trabajo en equipo de los integrantes, deberían ser dirigidos a la creación a de la confianza. Y para eso debemos promover la benevolencia y la credibilidad o el comportamiento consistente y coherente entre todas las personas de la organización, porque sólo se crea confianza y trabajo en equipo cuando hay transparencia y honestidad, cuando trabajamos dentro de equipos que realmente nos gustan versus equipos que no conocemos, porque no son consistentes en sus acciones y benévolos en sus decisiones.

 

 

La confianza se inicia con la comunicación adecuada.

 

 

Si quieres evaluar el nivel de confianza que existe con las personas que te rodean o que conforman tus equipos de trabajo, solo mira cómo se comunican entre sí. El lenguaje es un lente privilegiado que nos permite evaluar los pensamientos y las creencias de las personas. Las palabras que utilizan y la manera como se comunican demuestra más el verdadero nivel de confianza que existe, que cualquier otra expresión de comportamiento.

 

Todas las relaciones son acerca de las conversaciones que tenemos con otros, y cuando esas conversaciones son malas, nocivas o incluso inexistentes, es el fin de la relación. Este principio es casi universal y por ello aplica no solo a las conversaciones personales con nuestra pareja o nuestra familia, sino también con las conversaciones y por tanto relaciones que mantenemos con los compañeros de trabajo. Toda relación es acerca de la conversación y las conversaciones de valor sólo se dan en ambientes de real confianza.

 

 

La confianza se mantiene por la Oxitocina de las personas.

 

La confianza no es solo un asunto de la percepción de las personas. Es un asunto demostrado a nivel fisiológico y neuro-psicológico. Investigaciones médicas han mostrado que los niveles de Oxitocina, una hormona secretada en una estructura llamada la glándula pituitaria, es por excelencia una hormona neuromoduladora del sistema nervioso central, la cual influye entre otros en los comportamientos sociales, patrones sexuales y la conducta parental. La oxitocina neutraliza las respuestas confianza-3de defensa del cerebro, magnifica lo positivo y crea una sensación de unión. Es una hormona que aumenta su producción en la medida en que seamos más agradecidos y aprendamos a celebrar nuestros triunfos. Por eso, el mejor predictor de una relación de pareja se conecta con la manera en que los buenos tiempos se celebran, no tanto en cómo se enfrentan los malos tiempos, porque la celebración aumenta los niveles de oxitocina.

 

A nivel empresarial ocurre exactamente lo mismo. La oxitocina de los integrantes aumenta cuando existe credibilidad entre el líder y el equipo, cuando se da la generosidad, la colaboración y la benevolencia entre todos, cuando las relaciones son basadas en el amor y en el bienestar del otro más que en el odio, el resentimiento y la búsqueda de la ventaja personal sobre la colectiva.

 

Cuando en una empresa se escucha la risa, se ven los abrazos, y las demostraciones de conexión individual, es evidente que sus integrantes mantienen altos niveles de oxitocina circulando en su torrente sanguíneo y se puede asegurar que las relaciones de valor que crea la confianza entre los seres humanos llevará a la empresa al mejor destino posible, de una manera fácil y rápida.

 

Por eso para saber qué tan exitoso puedes ser en la consecución de tus metas, mira a tu alrededor y evalúa las conversaciones y las relaciones que mantienes con los demás. Y si de pronto estás leyendo esto en medio de tu ambiente laboral, toma un momento, escucha con cuidado para ver que tantas risas se oyen a tu alrededor y observa cómo se relacionan los otros entre si…. ¿Existe en la empresa un equipo que realmente te gusta, o se trata de un equipo que ni siquiera se conoce?

 

Recuerda que la clave del éxito se basa en tres componentes muy importantes: confianza, confianza y confianza!

 

¡Un abrazo para todos!

 

_MG_7936Este es un espacio que a través de expresar diferentes puntos de vista de su autor, busca generar en sus lectores un momento de reflexión, de evaluación personal y provocar una reacción o una opinión al respecto. Por eso me encantaría saber tus comentarios u opiniones y si este blog está siendo de utilidad para mejorar tu liderazgo personal y el de tu empresa. Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

Para suscribirte al blog ingresa a www.robertomartinez.co y al descender en la página aparecerá una ventana emergente en la cual podrás anotar tu nombre y tu correo electrónico, para no perderte el próximo artículo.

¿Cómo está tu vaso hoy en día?

No se trata de ser mejor que otras personas,

se trata es de ser mejor de lo que tú mismo

eras el día anterior.

 

Esta semana durante una visita a una empresa cliente, mientras realizaba unas entrevistas para evaluar la cultura de la organización y encontrar oportunidades para mejorar la misma, estaba hablando con una de las integrantes sobre los roles y responsabilidades que normalmente cumple en su trabajo. Rápidamente pude darme cuenta que era una mujer muy activa, vaso-2muy alegre, llena de energía y también… llena de trabajo… es una persona que realmente trasmite amor por su labor, que se ve que adora su empresa y que desde hace mucho rato comenzó a dar por su compañía la llamada “milla adicional”. En ese camino, poco a poco ha ido no solamente llevando a un nivel superior su propio desempeño, sino que ha asumido por su propia decisión la responsabilidad de ayudar a otros en la empresa a realizar mejor su labor y lograr los objetivos empresariales de la mejor manera posible.

 

Sin lugar a dudas, es una persona muy importante para la organización y que agrega mucho valor, pero que precisamente por su manera de ser y su forma de trabajar, también asume muchas responsabilidades y por ello muchas veces enfrenta una importante sobrecarga de trabajo, lo cual sumado a su carácter altamente perfeccionista y su afán porque todo salga de la mejor manera a pesar de enfrentar cosas que se salen de su control, suele manejar altos niveles de estrés y durante la conversación manifestaba claramente una sensación de carrera incesante que a veces la hace temer que un día se canse y ya no quiera continuar trabajando más en la empresa.

 

El tema es que oyéndola hablar sobre su día a día realmente comenzó a preocuparme que por sus altos niveles de estrés llegara pronto a saturarse de su trabajo y un día o se cansara y decidiera renunciar, o que por el contrario, dada su forma de ser proactiva y perfeccionista no lo hiciera pero su máquina “se fundiera” por exceso de trabajo o como suele hablarse en términos técnicos, su rendimiento decayera y su balance de vida se perdiera por completo debido al llamado síndrome de burn out. Dado esto, le pregunté de manera muy directa si sentía que ese momento de máximo agotamiento estaba llegando a su vida y que si la respuesta era que no, pues que me dijera qué tan lejos sentía que estaba ese día.

 

vasoDurante la conversación ella había utilizado innumerables metáforas para explicar su situación y por eso tratando de hablar su lenguaje, le hice la pregunta utilizando otra metáfora: le dije que todos llevamos al trabajo una especie de vaso de tamaño diferente para cada persona, pero en todos los casos susceptible de llenarse sin importar el tamaño del mismo, en el cual vamos acumulando los niveles de estrés que asumimos en la vida y que poco a poco lo vamos llenando y llenando, hasta que un día basta solo un incidente, un pequeño suceso… una pequeña gota para que este se llene, y se derrame. Y que cuando eso sucede sencillamente enviamos todas las cosas para el lugar más lejos posible y nos vamos, y es ahí cuando las empresas pierden a sus integrantes más valiosos. Por eso quería indagar un poco sobre cómo se sentía en su vida en términos de balance personal y que tan lejos se encontraba de sentir que su “vaso de tolerancia al estrés” estuviera a punto de derramarse con solo una gota más.

 

Su respuesta me llamó mucho la atención y quisiera compartir con ustedes algunos pensamientos que me han surgido desde la conversación con esa persona. Su respuesta fue contundente… me dijo “Roberto, yo he sido así toda la vida… pero hace muchos años esa misma vida me enseñó con un duro llamado de atención que si yo no me adjudico la máxima prioridad de mi vida, sencillamente puedo perder todas las cosas que amo y por las que realmente trabajo cada día. Por eso desde hace varios años en mi vida aprendí a cuidarme y a ser mi más importante prioridad… porque fue gracias a Dios que pude salir bien librada de esa prueba… y por eso desde hace muchos años me levanto muy temprano, por lo menos 1 hora antes o más de la hora en que debería salir de la cama para empezar mi día y oro, reflexiono y hablo con Dios para que me ayude a cuidarme y a no olvidarme de mi misma en las carreras del día a día… por eso creo que mi vaso no está a punto de llenarse… porque todos los días me acerco a Dios, hablo con Él y todos los días Él me ayuda a vaciar mi vaso para que ese día sea uno totalmente nuevo. Por eso mi vaso no está a punto de llenarse… porque todos los días lo vacío por mi propio bien y por mi propia salud…”

 

Creo que la respuesta es más que suficiente para despertar en cualquiera una profunda reflexión. En ese momento entendí que muchos de nosotros somos como la persona que tenía enfrente mío… somos apasionados por nuestro trabajo, por nuestras empresas, por nuestros sueños, pero en ese camino confundimos la pasión con el nunca detenernos, con el olvidarnos de nosotros poniendo a ese trabajo o a otras personas o cosas de la vida por encima de nosotros mismos, y que cuando perdemos de vista que nosotros somos quienes deberíamos ser nuestra máxima prioridad, que somos la fuente y el origen de todo en nuestra vida, pues sencillamente comenzamos a desviarnos del rumbo, de nuestro camino, y por tanto, no es raro que sencillamente un día terminemos viéndonos a nosotros mismos en un lugar al cual no nos dirigíamos y enfrentando situaciones de salud o de otra índole que sencillamente nunca vimos venir porque estábamos con nuestra atención puesta en las prioridades incorrectas.

 

Sin pensarlo, esa persona me recordó que está muy bien apasionarse por los resultados y correr tras nuestras metas, pero que igualmente es muy importante no olvidarse de nosotros mismos y diariamente darnos un espacio de tiempo para cuidarnos, recargarnos y recuperarnos de los afanes con los que vivimos la vida, para un día no sentir que nuestro vaso se llenó y sencillamente ya no podemos más con la vida.

 

Y la manera como podemos hacer esto, es precisamente como ella lo hace: fortaleciendo nuestra vida espiritual. Y nota que cuando digo espiritual, no me refiero necesariamente a la práctica religiosa que hayas decidido seguir en tu vida. Para esta persona claramente la clave del balance es su relación con Dios y mediante una hora de oración diaria es la manera como “vacía su vaso” y se recuerda a si misma que ella debe ser su máxima prioridad por encima de todas las cosas que va a hacer ese día que comienza. Pero ese método funciona para ella, no necesariamente para los demás.

 

En ese sentido quienes me conocen personalmente saben que siempre he sido absolutamente respetuoso de las creencias religiosas de las demás personas y respeto que así como algunas personas han decidido acercarse a Dios mediante el vaso-3catolicismo, o iglesias cristianas, o religiones diferentes como el judaísmo, el budismo y otras muchas más, otras en cambio han decidido no creer ni practicar ninguna religión o rito en especial. Pero el punto es que como decía antes no me estoy refiriendo al plano religioso ya que la religión que decidas profesar es una decisión personal que solo tú puedes tomar, estoy hablando es de espiritualidad. Cuando hablo de desarrollo espiritual hablo de algo diferente que puede o no comprender un rito o una práctica religiosa particular. Se trata de entender que no somos solo un cuerpo que hace trabajos, cumple metas y desarrolla caminos y una mente que tiene creencias, tiene pensamientos y que filtra la realidad a nuestro alrededor, sino que también somos un espíritu. Somos parte de algo mucho más grande que nosotros mismos y por tanto, todo lo que hacemos, pensamos y creemos, tiene un impacto en los demás, en nuestro entorno y en todo a nuestro alrededor.

 

De la misma forma, también somos afectados por la energía, las creencias, las acciones y los pensamientos de los demás. Es cuando entendemos que somos parte de algo más grande que va más allá de los límites de nuestra piel que comenzamos un verdadero desarrollo espiritual en nuestra vida.  A ese entendimiento nos lleva la oración y la conversación con Dios, cualquiera que sea tu definición de él… o si no quieres hablar de Dios, no hay problema, puedes hablar del universo, de la energía magna, de la energía vital, de la conciencia del amor, del ser interior o de la manera como tu personalmente has escogido expresar tu espiritualidad en tu vida… y puedes también usar como camino la oración u otros caminos como la meditación, la contemplación, la reflexión, o cualquiera que funcione para ti… es más, puedes combinar también cualquiera de las anteriores con la oración, como quieras… usa la estrategia que desees pero ¡elige y usa alguna!... lo importante que como esta persona, de alguna manera encuentres caminos y formas que te ayuden a vaciar tu vaso de estrés todos los días, que te ayuden a recordar que tú debes ser tu máxima prioridad en tu vida y que todo lo que tú haces tendrá un impacto mucho mayor del que pudieras imaginar y por eso es muy importante que cuides tus actos, tus palabras y tus pensamientos hacia ti mismo y hacia otros… todo ello terminará manifestándose en tu vida tarde o temprano, tanto lo bueno como lo malo.

 

Cuidar tu salud no se trata solamente de alimentarse bien, de hacer ejercicio diariamente y de alcanzar tus metas profesionales e intelectuales…se trata de cuidar también tus emociones, tu familia y tu espiritualidad. Escoge el camino que mejor funcione para ti, respeta y valora así mismo el camino que otros han escogido para ellos, entendiendo que puede ser muy diferente al tuyo, pero que finalmente nos lleva a todos a un lugar común: Un lugar donde podamos cumplir y alcanzar nuestras metas y también por qué no, vivir los afanes de la vida moderna, pero sin hacerlo a costa de nosotros mismos… de nuestra salud, de nuestra familia, de nuestros hobbies, de nuestros espacios privados e íntimos de reconstrucción y recuperación.

 

Por eso, como esta persona lo hizo conmigo, esta semana y te invito a que evalúes tus estrategias para “desocupar tu vaso” diariamente y que fortalezcas tu desarrollo espiritual como uno de los mejores medios para conectarte con tu interior y para siempre ponerte en el primer lugar de tus prioridades.

 

¡Un abrazo y hasta pronto!

 

_MG_7936Este es un espacio que a través de expresar diferentes puntos de vista de su autor, busca generar en sus lectores un momento de reflexión, de evaluación personal y provocar una reacción o una opinión al respecto. Por eso me encantaría saber tus comentarios u opiniones y si este blog está siendo de utilidad para mejorar tu liderazgo personal y el de tu empresa. Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

Para suscribirte al blog ingresa a www.robertomartinez.co y al descender en la página aparecerá una ventana emergente en la cual podrás anotar tu nombre y tu correo electrónico, para no perderte el próximo artículo.

Acerca de Felipe Cubillos Sigall.

El mundo será de los aprendices, porque quienes

creen que todo lo saben, están viviendo

en un mundo que yo no existe.

Alvin Toffler.

 

 

acercaFelipe Cubillos Sigall fue un empresario, abogado, dirigente gremial y filántropo de origen chileno, nacido en 1962. Hijo de una familia muy influyente en Chile, fue una persona honesta, diligente y muy importante en su país, quien como fruto de su trabajo personal, llegó a amasar una gran fortuna. Se destacó especialmente porque tras el terremoto de febrero del 2010, lanzó el proyecto “Desafío Levantemos Chile” con el fin de apoyar la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto y el tsunami.

En el año 2011, justamente cuando iba hacia el archipiélago de Juan Fernández para ver precisamente los avances del proyecto, el avión en que volaba sufrió un accidente aéreo en las maniobras de aterrizaje en el Océano Pacífico y en él murió Felipe Cubillos a los 49 años de edad.

La razón por la cual quiero en este artículo contarles sobre Felipe Cubillos, es porque esta semana llegó a mis manos un escrito de su autoría con una serie de reflexiones sobre muchas cosas de la vida, con las cuales me identifiqué plenamente y que además me puso a pensar sobre la forma como a veces vemos la vida, y la manera como tomamos las decisiones de todos los días.

Este es el texto de un correo electrónico que Cubillos escribió a un amigo, luego de concluir una regata alrededor del mundo, ya que Cubillos además fue desde su juventud un destacado velerista. Espero que te guste igual que a mi me gustó. Léelo con calma y déjanos tus comentarios al final.

¡Feliz semana para todos!

 

  1. ACERCA DE LOS HIJOS … Definitivamente no son tuyos, sólo quiérelos y ámalos y trata de educarlos con el ejemplo y, si puedes, transmíteles que busquen sus propios sueños, no los tuyos. Y no esperes que te agradezcan todo lo que haces por ellos; ese agradecimiento vendrá muchos años después, quizás cuando tú ya te hayas convertido en abuelo/a (ahí sabrán recién lo que es ser padre/madre). Pero si, en el intertanto, te llegan a decir que están orgullosos de ser tu hijo/a, date por recompensado con creces. Y si alguno de ellos debe partir antes que tú, que al menos te quede el consuelo que le dijiste muchas veces cuánto lo querías. 
  1. ACERCA DE TUS PADRES … No dejes nunca de agradecerles el hecho de que te hayan traído a este mundo maravilloso y te hayan dado tan solo la posibilidad de vivir, sólo eso, ¡¡¡ vivir !!!
  1. ACERCA DE LA NATURALEZA … Admírala y cuídala, es única y no tenemos otra. Y al mar y el viento nunca trates de vencerlos ni menos desafiarlos. Llevan todas las de ganar. Si quieres ser un navegante, acostúmbrate a vivir en crisis permanente.
  1. ACERCA DE LOS LIMITES … Ellos no existen o están mucho más allá de lo que te imaginas. ¿Cuánto más allá? Esa es la pregunta, tienes que llevarte al extremo y ahí lo descubrirás.
  1. ACERCA DEL TALENTO … No sirve para nada si no va acompañado de determinación, planificación, disciplina y perseverancia. El talento es efímero, la determinación, eterna.
  1. ACERCA DEL AMOR … Da las gracias al Universo si te despiertan cada mañana con un beso y una sonrisa. Y haz como las abejas y las mariposas, ellas no buscan la flor más linda del jardín, sino aquella que tiene el mayor contenido.
  1. ACERCA DE LA SOCIEDAD … Ayuda a los que son igual o más capaces que tú, pero que no han tenido tus mismas oportunidades. acerca-3Son ellos los más olvidados de la sociedad, pues siempre se ayuda a los que piden y vociferan, pero a los que me refiero, no piden ayuda, sólo necesitan una oportunidad. Sueño todavía con una sociedad más justa y más humana.
  1. ACERCA DEL LIDERAZGO … Echo de menos en el mundo actual esos líderes que hacían lo que se debe hacer y decían lo que se debe decir, sin esperar resultados inmediatos en las encuestas. Me refiero a los que marcan un camino, no los que siguen a las masas.
  1. ACERCA DE LA RIQUEZA… Una vez que hayas financiado tu flujo de caja, trata de comprar más tiempo que dinero, más libertad que esclavitud.
  1. ACERCA DE LA ANGUSTIA Y LA AMARGURA … Cuando creas que algo no es posible, que los problemas te agobian, que ya no puedes, date un tiempo para ver las estrellas y espera despierto el amanecer, ahí descubrirás que siempre sale el sol, ¡¡¡ siempre !!!
  1. SI QUIERES TRIUNFAR … Debes de estar dispuesto a fracasar mil veces y dispuesto a perder todo lo que has conseguido. Y no temas perderlo todo, pues si te lo has ganado bien, de seguro lo recuperas con creces.
  1. ACERCA DEL PRESENTE … Vívelo intensamente, es el único instante que realmente importa; los que viven aferrados al pasado ya murieron y los que viven soñando con el futuro, aún no han nacido.
  1. ACERCA DEL EXITO Y EL FRACASO … Reconócelos como dos impostores, pero aprende sobre todo de los fracasos, los propios y los de los demás, ahí hay demasiado conocimiento que generalmente no usamos.
  1. ACERCA DE LOS AMIGOS … Elije los que están contigo cuando estás en el suelo, porque cuando estés en la gloria, te van a sobrar.
  1. ACERCA DEL EQUIPO … Motívalo en los momentos difíciles y nunca dejes que uno te abandone por haberse equivocado, ese es el más importante.
  1. ACERCA DE TU PAIS … Ama a la tierra que te vio nacer, trabaja por hacer de tu país un mejor lugar para todos y pasea orgulloso(a) tu bandera, cualquiera que ella sea.
  1. acerca-2ACERCA DEL ESFUERZO… No te rindas nunca, no te creas el cuento de que cuando algo está costando mucho es porque no debe resultar, es simplemente que el Universo te está poniendo a prueba de si eres o no merecedor del éxito.
  1. NO LE TEMAS AL MIEDO… Es un gran compañero, pero que no te inmovilice, y no temas hacer el loco o el ridículo; la historia nos enseña que las grandes enseñanzas y tremendos descubrimientos son producto de esos instantes.
  1. ACERCA DE DIOS Y EL CIELO… Creo que si actuamos haciendo el bien, podremos estar en la lista de espera si el Cielo existe. Y si no existe, habremos tenido nuestro propio cielo en esta Tierra. Y a Dios no lo encontré sólo en el Mar del Sur, en las nubes, en las tormentas, en las olas, ni en la meta ni en las partidas; estuvo siempre con nosotros, dentro, muy dentro nuestro.
  1. CUANDO TENGAS DUDAS de qué debes hacer, pregúntate cuál es tu Cabo de Hornos, ármate de una pequeña mochila que lleve sólo lo necesario para sobrevivir y comienza a caminar. Y no dejes de mirar al cielo, ahí descubrirás al albatros, que te enseñará a despegar con esfuerzo y a volar en libertad. Y te darás cuenta de que no necesitas volar en bandada.
  1. NUNCA, NUNCA RENUNCIES A TUS SUEÑOS … persíguelos apasionadamente y si no los consigues, no importa, el solo recorrer ese camino habrá valido la pena vivir, y ojalá el sueño que persigas sea el sueño imposible.
  1. Y SI EN EL DIA DE MI MUERTE ME DAN LA OPCION DE RENACER … elijo ser Albatros y volar el Mar del Sur y mirar a los intrépidos navegantes que arriesgan sus vidas y dejan todo en busca de su sueño, en busca de su sueño imposible.

 

_MG_7936Este es un espacio que a través de expresar diferentes puntos de vista de su autor, busca generar en sus lectores un momento de reflexión, de evaluación personal y provocar una reacción o una opinión al respecto. Por eso me encantaría saber tus comentarios u opiniones y si este blog está siendo de utilidad para mejorar tu liderazgo personal y el de tu empresa. Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

Para suscribirte al blog ingresa a www.robertomartinez.co y al descender en la página aparecerá una ventana emergente en la cual podrás anotar tu nombre y tu correo electrónico, para no perderte el próximo artículo.