Principio clave del liderazgo transformador: Nadie te motiva, solo tú mismo puedes motivarte.


Escucha el doble de lo que hablas y los demás escucharán

Motivacionel doble de lo que tienes para decirles.


Nido R. Qubein

La semana pasada reflexionábamos sobre las ventajas y desventajas de la motivación extrínseca como medio para ejercer el liderazgo y motivar a los integrantes de una organización. Como lo vimos en nuestro artículo pasado, para objetivos de corto plazo o para proyectos puntuales que tienen un comienzo y un final definidos, la motivación extrínseca es una excelente herramienta. Pero si el proyecto es de mediano o largo plazo, este tipo de motivación nos generará más problemas que beneficios.

Deberíamos entonces encontrar mejores formas para motivar a nuestros hijos y a los integrantes de las empresas que no dependan de factores externos, sino mas bien de factores internos, que sean verdaderamente importantes para el individuo y que se conviertan en motor de sus acciones. Esta es la llamada motivación intrínseca.

Dentro del tipo de liderazgo que hemos venido proponiendo, la motivación intrínseca es aquella que ocurre no por factores afuera de mi, sino por metas o objetivos que yo mismo me trazo y que se convierten en fuente de energía y persistencia para guiar mis acciones del día a día. En esta, no se trata de agradar a alguien más para que me premie o no me castigue, se trata más bien de alcanzar mi sueño, de lograr mi objetivo propio… “acá el reto es conmigo”. Convertirme en el causante de mi propio liderazgo.

Este tipo de motivación claramente es más difícil de lograr que la extrínseca, ya que es imposible imponerla u ordenarla. En otras palabras, como suelo decir en mis conferencias de liderazgo, podemos obligar a nuestros hijos a dormir, pero no los podemos obligar a soñar.

Si queremos ejercer un liderazgo que motive a otros de manera intrínseca debemos iniciar por tomarnos el trabajo de averiguar qué es lo que ellos quieren lograr, qué los motiva, qué es lo importante para ellos. Esa es la única manera como puedo alimentar su propia motivación, bajo sus propias reglas de juego, no bajo las mías.

Este tipo de motivación es mucho más eficaz, su efecto se mantiene mucho más en el tiempo y fortalece de una manera más efectiva el liderazgo, pero también es un poco más difícil de lograr, toma más tiempo y exige de parte nuestra, más esfuerzo y mayor compromiso. Para poder utilizarla debo conocer a fondo a quienes me rodean, debo preocuparme por conocer sus sueños, sus ilusiones, sus deseos y valorar sus cosas personales. Y eso es algo que normalmente no sucede en nuestras organizaciones, empresas e incluso, en algunas ocasiones, en nuestras familias.

En este tipo de liderazgo la agenda importante no es la mía, es la del otro. Implica un nuevo tipo de comportamiento y de relacionamiento con todas las personas a las que deseamos inspirar. Se trata de entender que lo importante no es solamente averiguar si cumplieron las metas que yo propuse, sino también indagar si recorriendo ese camino, cumplieron también con sus propias metas y objetivos. En otras palabras, evidenciar si realmente fui un facilitador o no de su propio éxito.

Para evaluar nuestro propio nivel de liderazgo, es útil preguntarnos ¿cuántas veces en lo que va corrido de este año, nos hemos sentado a hablar con nuestros hijos, familiares o integrantes de la compañía de las cosas que para ellos son importantes, de los sueños que verdaderamente apasionan a sus corazones?. Si ya tuviéramos esto claro, sería mas fácil estimular su comportamiento y a la vez, su propio liderazgo.

Explicar por ejemplo a nuestros hijos, porque razón un buen rendimiento académico puede facilitar y acelerar el proceso de alcanzar sus propios sueños en la vida, es más fácil y sobre todo más eficiente que diez disfraces del hombre araña. Pero como dije antes, para esto es mandatorio conocer a fondo sus sueños y su propósito en la vida.

Es verdad que este camino puede al principio ser más difícil, sobretodo si nunca lo hemos recorrido antes, pero tan sólo inténtelo y comprobará sus efectos. Además, cuando ayudamos a los demás a cumplir sus metas y alcanzar sus propios sueños nos sentimos realmente diferentes. Cuando nos convertimos en facilitadores de sueños para los demás, nuestros propios sueños comienzan a crecer, comienzan a tener otro sentido y poco a poco comenzaremos a sentir que dentro de nosotros se desencadena una pasión inmensa.  motivacion 2

 

Cuando hacer realidad el éxito de otros se vuelve nuestra labor más importante, podemos comenzar a vibrar en otro nivel y veremos aparecer una verdadera pasión generadora de salud, de vida y de bienestar en todos los aspectos de nuestra vida.

 

Actuando de esa forma, nuestro liderazgo comienza a tener otro sentido, otra perspectiva y también el nivel de motivación en nosotros mismos es tan grande que lo que antes veíamos muy difícil comienza a tornarse viable y lograrlo, comienza a volverse fundamental.

El verdadero liderazgo se alcanza cuando los importantes ya no somos nosotros o nuestros objetivos, sino que lo importante es la felicidad y el éxito de los demás, es en ese momento cuando nuestros mejores resultados comienzan a aparecer, cuando encontramos nuestra misión, nuestro verdadero propósito de vida y es entonces, cuando comenzamos a entender la magnitud y la importancia del tercer y más importante tipo de motivación: ¡la motivación trascendente!.

Ese es el destino final que deberíamos buscar para motivar a nuestros hijos, a los integrantes de la empresa y por supuesto a nosotros mismos. La motivación trascendente se refiere a aquella en la cual la persona es capaz de volcarse hacia el servicio a los otros y causar el logro de aprendizajes de las otras personas con las que se interacciona como eje central de la interacción, es decir, buscar el beneficio del otro como el factor de mayor importancia en la evaluación del liderazgo personal.

Si tomamos, por ejemplo, el caso de un vendedor, encontraremos que al realizar una venta cualquiera estará, por supuesto, buscando ganar algún dinero (motivación extrínseca) y si las ventas son su pasión, probablemente también estará buscando una nueva oportunidad para seguir aprendiendo y afinando sus dotes profesionales (motivación intrínseca). Pero si es un BUEN vendedor, también pensará en el mejor servicio al cliente, en que está ayudando a resolver un problema que ese cliente tiene… en que su trabajo realmente causa una diferencia en la vida de los demás.

Es bien conocido que lo peor que le puede ocurrir a un equipo de vendedores es que pierdan la confianza en el producto que venden o que lleguen a pensar que este no es adecuado y que es mejor el producto de la competencia. Se habla entonces de problemas de moral del equipo de ventas, de falta de motivación y cosas similares y entonces los líderes comienzan entonces a ofrecer premios o castigos relacionados con la meta de ventas, lo cual solo empeora la situación, ya que gran parte de esa insatisfacción es debida a falta de motivación trascendente.
motivacion 5Fomentar en nosotros mismos la seguridad sobre que lo que hacemos es útil para otros, que es algo que hace la diferencia para los demás, e incluso, que es en cierto modo necesario o indispensable, constituye un factor motivador y de liderazgo nada despreciable. Obtener este nivel de liderazgo puede demandar gran esfuerzo, obligarnos a romper y cuestionar muchos paradigmas sobre los cuales hemos venido definiendo nuestra manera de interactuar con otros y claramente no se alcanzará en el corto plazo.

Pero en contraprestación, es una motivación mucho más sólida que las demás, que dura para toda la vida, puede extenderse a lugares donde no estemos presentes físicamente e incluso impactar personas que ni siquiera conocemos. Por eso vale la pena intentarlo, porque la recompensa será trascender en la vida y que esto se convierta en nuestra pasión central.

A través de ese nivel de liderazgo podemos desarrollar un estilo de vida donde la energía no se acabe nunca y siempre tengamos una razón más para ser felices. En palabras de una gran amiga mía, constituye la diferencia entre “vivir y disfrutar a fondo la vida o simplemente vivirla”.

Cuando alcanzamos este nivel de liderazgo, ya no es tan importante lo que suceda a nuestro alrededor, ya no será tan importante que opinen otras personas, solo importará el sentido de trascendencia de nuestro propio liderazgo. Comenzaremos a crear estructuras que nos motiven a nosotros mismos, sin necesidad de que otros lo hagan por nosotros. Cuando alcanzas este nivel de liderazgo y motivación personal, descubres que en realidad, nadie te motiva… solo tu mismo puedes motivarte.

Sin embargo, recuerda que ninguno de los tres tipos de motivación es por si mismo erróneo. Los tres son útiles, los tres son importantes y debemos asegurarnos de utilizarlos todos. La motivación extrínseca es muy importante para desencadenar el proceso, para iniciar la chispa, pero es muy importante entender que ese es apenas el primer paso, el nivel más básico. Pronto deberemos provocar la aparición de factores de motivación intrínseca y trascendentes. Lo equivocado es quedarnos solo en un nivel y nunca avanzar a los demás tipos de motivación.

Mi visión personal es buscar todos los días este camino, esta opción de vida, y estoy convencido que si las personas estuvieran más ocupadas creando para si mismos factores de motivación trascendente, desarrollando su propósito de vida y conectados con su misión, inspirando a otros y generando esta misma pasión en los demás, tendrían menos tiempo para enfermarse y menos tiempo para notar lo que no tienen, en vez de aprovechar los abundantes recursos con que cuentan para ser cada día más felices.

 

Déjanos tus comentarios y opiniones. Suscríbete al blog para no perderte el próximo artículo y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

2 thoughts on “Principio clave del liderazgo transformador: Nadie te motiva, solo tú mismo puedes motivarte.

    • Roberto Martínez
      Roberto Martínez Post authorReply

      ¡Hola Humberto!

      ¡Muchas gracias por el mensaje!. Me encanta que hayas encontrado utilidad en el artículo. Espero seguir en contacto contigo para saber tu opinión sobre los artículos futuros.

      Roberto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realiza esta operación para comprobar que no eres un robot (antispam) *