Metas y Logros: ¿Cuál es tu Por Qué?

Los obstáculos son esas cosas que las

personas ven cuando dejan de mirar sus metas

Joseph Cosman

 

Bueno, luego de lo que espero haya sido para todos un excelente descanso de navidad y año nuevo, retomaré a continuación la publicación semanal de nuestros artículos. Espero que este año 2.016 esté lleno de éxitos para todos ustedes y que este blog continúe siendo de utilidad e inspiración para alcanzar todas tus metas.

 

Por esta época el establecimiento de metas es algo que todos solemos hacer, pero muy pocos realmente se sientan a escribirmetas un plan de acción concreto que los ayude a transformar esas metas en logros concretos. Como ya hemos conversado, debemos ser conscientes que todos nuestros resultados dependen solamente de nosotros mismos como gestores de nuestros propias decisiones y de todos nuestros actos y por eso es muy importante que nos tomemos muy en serio el tema de cómo establecer en nuestra vida metas claras y de alto valor que nos permitan tomar mejores decisiones en este nuevo año para llegar a donde queremos ir.

 

 

¿Cuántos de nosotros establecemos adecuadamente metas en nuestra vida?

 

 

Lo primero que debemos entender es que establecer metas realizables es algo muy diferente a tener simplemente deseos o sueños sobre algo que queremos. Es muy importante tener claridad sobre la diferencia.

 

Un sueño o un deseo normalmente es solamente un concepto o una idea sobre algo particular que quisiéramos en la vida, que típicamente se limita a expresar sin muchos detalles algo que nos gustaría ser, hacer o tener, pero no se acompaña de una fecha definida sobre cuando queremos obtener ese sueño, ni tampoco de un plan de acción concreto que nos permita orientar cada paso que damos o cada decisión que tomamos en el día a día.

 

Recuerdo una vez durante un seminario de metas que estaba realizando para una empresa, en la cual le pregunté a uno de los asistentes, cuál era su sueño más importante en la vida y me respondió: “… mmhhh definitivamente ¡viajar a conocer Dubai!”. Acto seguido le dije, “… ¡que bueno!, te felicito… ¿cuándo vas a hacer eso? A lo cual respondió: “en el futuro cuando mis ocupaciones me permitan hacer ese viaje”… “ah, muy bien… ¿y ya sabes más o menos cuanto dinero necesitas para cumplir ese sueño?…¿has averiguado que requisitos se deben cumplir como colombiano para ingresar a Dubai?.. ¿al menos ya has averiguado que aerolíneas viajan de Colombia a Dubai o que idioma hablan en Dubai?

 

Al ver la cara que fue poniendo cuando comencé a hacer esas preguntas, no fue difícil imaginar que a todas iba a responder que no tenía ni idea. Entonces con mucho respecto le contesté “bueno, me encanta la idea… pero tengo una noticia para ti y es que ¡NUNCA vas a ir a Dubai!”… fue muy gracioso ver la cara que puso con mi respuesta, porque se suponía que estábamos en un ambiente de motivación y por tanto, yo tenía la misión de animarlo a conseguir todos sus sueños.

 

Por el problema es que finalmente así es la vida. Todos seremos recordados por nuestros resultados. Lo que cuenta es lo que efectivamente hicimos o dejamos de hacer y no las intenciones, deseos o sueños que teníamos. Una cosa es motivarse o inspirarse y otra muy diferente, engañarse y decirse mentiras sobre lo que vamos a hacer en el futuro.

 

logrosEsa es precisamente la diferencia de un sueño con una meta. Una meta es un objetivo, una idea concreta que bien puede partir de un sueño o de un deseo, pero que no se queda únicamente en la expresión del mismo, sino que se acompaña de un plan estructurado para conseguirlo. Una meta, para que sea efectiva, debe contener varios elementos. Los que a mí me han funcionado en el pasado son estos 7 pasos, y por eso quiero compartirlos contigo, aunque cualquiera de ustedes puede adicionar los que quiera:

 

  1. Definir un “por qué” concreto que le dé vida a esa meta.
  2. Evaluar si la meta planteada se encuentra alineada con nuestros valores y con lo que para nosotros es importante.
  3. Evaluar si alcanzar la meta pone en riesgo nuestro balance de vida.
  4. Considerar la brecha que existe entre la realidad actual y la realidad que queremos.
  5. Definir una fecha concreta pero realista para la cual deseamos alcanzar el objetivo, de acuerdo con el tamaño de la brecha que hemos definido antes.
  6. ¡Tomar acción!. Comenzar a ejecutar el plan. Sin este paso final nada va a ocurrir en realidad.
  7. Prepararnos para la incertidumbre del futuro.

 

Se dice que solamente un 3% de la población tiene en cuenta un plan estructurado para alcanzar su metas. El 97% restante no ha definido con claridad a donde quiere llegar y por eso no tiene ni idea cuanto le falta para hacerlo. A continuación vamos a revisar el primero de esos pasos y en nuestra entrega de la próxima semana continuaremos revisando los siguientes.

 

 

1. Definir un “por qué” concreto que le dé vida a esa meta.

 

 

Este es tal vez el paso más importante del establecimiento de metas efectivas en cualquier proyecto personal, familiar o empresarial. ¿Para qué queremos hacer lo que estamos pensando hacer?, ¿Qué va a ser diferente en nuestra vida y por qué eso es importante que suceda?… ¿Cuál es tu por qué?

 

El tener la respuesta a estos interrogantes nos va a permitir entender las verdaderas razones que hay detrás de nuestro deseo, y lo más importante nos va a permitir insistir y persistir cuando las cosas no salgan como estábamos esperando o cuando el camino se ponga cuesta arriba.

 

Para nadie es un secreto que cuando deseamos obtener cosas importantes, debemos estar listos para trabajar duro y no siempre obtener los resultados esperados en el primer intento. Pero la buena noticia es que si esa meta se haya adecuadamente alineada con nuestro por qué, vamos a poder encontrar la energía necesaria para sobrellevar todos los por queobstáculos que se puedan presentar y el hacerlo puede que nos tome gran trabajo pero lo cierto es que nunca sentiremos esto como una condena sino mas bien como una aventura.

 

Esto del por qué aplica para todo tipo de proyectos y a nivel empresarial por ejemplo es un concepto muy importante. Si no lo has hecho ya, decididamente te sugiero un libro que no deberías dejar de leer en este nuevo año: “Start with Why” escrito por Simon Sinek. Allí podrás encontrar muchos ejemplos de cómo las personas o las organizaciones que primero definen su por qué, logran más y mejores resultados.

 

También te recomiendo que veas este video para comenzar a entender lo importante que es este paso para el establecimiento de tus metas, pero no dejes de leer también el libro, ya que también en este caso, el libro es mejor que la película.

 

¿Qué sentido tiene todo lo que haces en tu día a día?… ¿qué es lo más importante de eso para ti?… ¿Cuál es tu por qué?... Si comienzas por este paso, vas a ver que la inspiración y la motivación que estás buscando se encuentra más cerca de lo que crees y todo comenzará con el pie correcto. No dudes en dedicar un buen tiempo a encontrar realmente tu por qué para todo lo que haces.

 

 

_MG_7936Este es un espacio que a través de expresar diferentes puntos de vista de su autor, busca generar en sus lectores un momento de reflexión, de evaluación personal y provocar una reacción o una opinión al respecto. No es un sitio de capacitación ni pretende revelar la verdad absoluta Por eso me encantaría saber tus comentarios u opiniones y si este blog está siendo de utilidad para mejorar tu liderazgo personal y el de tu empresa.

Suscríbete al blog para no perderte el próximo artículo y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realiza esta operación para comprobar que no eres un robot (antispam) *