CONTEXTO

 

¿Algunas vez te has preguntado cuál es la diferencia entre un ganador y un campeón?… ¿qué cosas definen a un ganador y por qué éstas son diferentes de las que definen a un campeón?. Muchas personas creen que al final de cuentas es lo mismo, ya que un campeón por definición en un ganador, pero si piensas con cuidado, podrás evidenciar que realmente hay unas cuantas diferencias, que realmente son muy importantes.

 

En una sola palabra, la diferencia fundamental entre uno y otro se basa en su “talante”. Su manera única y especial de hacer las cosas. Ese talante que explica porque no todos los ganadores de una competencia son verdaderos campeones, e igualmente, porque los verdaderos campeones hacen la cosas de una manera tan especial y compiten en sus carreras con un talante tal, que incluso perdiendo algunas de ellas, continúan siendo campeones.

 

En la vida personal, así como en las empresas, todo el tiempo estamos compitiendo. Lo hacemos por recursos que son limitados, por mercados donde hay otras organizaciones tras la misma meta y en general, por resultados que finalmente solo están disponibles para los que lleguen primero. Eso está bien. La competencia nos hace mejores, nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros mismos. Estamos comprometidos por obtener un mejor resultado para nosotros y para nuestro equipo y todo eso hace que cada día nos esforcemos más.

 

Pero en el momento en que perdemos de vista el talante con el que debemos hacer todas las cosas, en el largo plazo, habremos comprometido tantas cosas, que al final no obtendremos una victoria real ni duradera. Es ahí cuando la misma competencia comienza a sacar lo peor de nosotros mismos.

 

Por eso es tan importante no perder nuestro talante al entrar en competencia con otros y con nosotros mismos. Para que al final del día podamos irnos a descansar con la conciencia tranquila por haber dado todo lo mejor de nosotros, pero sin perder de vista lo más importante, nuestro talante único y verdadero.

¿QUÉ ES?

 

“Talante de Campeón” es una conferencia que busca sensibilizar al participante con los valores correctos que debe mantener cuando está en competencia con otras personas, bien sea a nivel personal o representando una organización. Le mostrará cuales son los resultados en el corto plazo y también en el largo plazo de hacer las cosas de manera ética, disciplinada y respetando los principios y valores establecidos tanto por la compañía como por los individuos mismos.

 

¿PARA QUÉ?

 

  • Sensibilizar a fuerzas comerciales, de ventas o de cualquier departamento de la organización en como alcanzar las metas sin comprometer los valores individuales o los de la organización.

 

  • Inspirar a los participantes a realizar su trabajo de manera correcta, ética y disciplinada, para poder alcanzar en la vida objetivos y metas trascendentes.

 

  • Sensibilizar a todos los participantes sobre el papel que juega el desempeño ético del equipo para mantener el carácter propio de la compañía y proteger la marca frente a todo el mercado.

 

  • Brindar herramientas a los asistentes para enfrentar imprevistos o tomar decisiones importantes en el día a día, manteniendo indemnes los valores éticos y los principios de toda la organización.

¿CÓMO?

 

Se trata de una conferencia de 2 horas de duración durante la cual el participante realizará un importante ejercicio de reflexión por medio de diferentes historias que le ayudarán a darse cuenta de la importancia de nunca pasar por encima de la ética, la moral y los valores al competir por metas personales o de toda la organización.