Zona de Confort: 5 cosas que te impiden abandonarla en el momento adecuado y como vencerlas. (Segunda parte).

 Cuando confrontas tus problemas,

Confort 3empiezas a resolverlos

Rudy Giuliani

 

Continuando con el tema que iniciamos en nuestro artículo pasado, vamos terminar de revisar las siguientes dos cosas que nos impiden abandonar nuestra zona de confort y por tanto, se oponen al desarrollo continuado de nuestro liderazgo.

 

 

5 cosas que nos impiden abandonar nuestra zona de confort (continuación)

 

4. Creencias desactualizadas.

 

¿Te has preguntado alguna vez cuáles son tus verdades absolutas?… esas definiciones sobre ciertas situaciones, sobre otras personas e incluso sobre ti mismo que das por hecho sin ni siquiera cuestionarlas, ya que “siempre han sido así”…

 

Me refiero a los famosos: “yo soy así y ya no voy a cambiar”… “el que me quiera querer así, pues que me quiera y el que no, ¡pues no!… porque yo, a esta altura ya no voy a cambiar”.

 

Creería que como yo, muchas veces has escuchado estas expresiones en otras personas y también en nosotros mismos. Se trata de esos momentos en que estamos tan seguros de las cosas que nos definen, que no podemos admitir ni siquiera una pequeña duda sobre si realmente las cosas son así o se trata únicamente de una percepción personal que puede estar equivocada.

 

Muchas veces en mi carrera como médico he escuchado hablar de esa manera a mis pacientes, hasta que algo imprevisto sucede en su vida o su salud… y es en ese momento cuando estas verdades absolutas comienzan a cambiar y lo que antes “era así ¡y punto!”, se transforma en: “… pues si, antes de mi infarto yo si era así… pero ahora…”, “… correcto… eso era así antes, pero ahora que sobreviví a ese grave accidente estoy viendo cosas que antes no era capaz de ver, y ahora ya pienso diferente…” o también “… pues antes de saber que tenía cáncer si creía que yo era así y nunca iba a cambiar, pero ahora que estoy saliendo de eso después de todos estos meses de tratamiento… pues me he dado cuenta que puedo ser diferente y ¡esta vez no me voy a volver a equivocar!”.

 

Entonces la pregunta es ¿de donde crees que vienen todas esas verdades absolutas en las que basamos nuestra vida?… ¡pues de nuestras creencias!. De lo que creemos que es verdad con respecto a nosotros mismos y que por tanto nunca va a cambiar. A su vez, esas creencias nacen de las percepciones que hemos tenido en ciertos momentos de nuestra vida pasada, las cuales luego trasladamos al presente y se vuelven puntos de referencia que con el paso de los años se convierten en verdades que ahora no pensamos ni siquiera en cuestionar… hasta que algo totalmente fuera de lo normal ocurre y nos obliga a ver la vida desde otra perspectiva, desde otro punto de vista. No en vano dicen que en los momentos de adversidad es cuando verdaderamente descubrimos de qué estamos hechos y nos sorprendemos con nuestras capacidades.

 

confort 4Ahora, puede ser cierto que las cosas que dieron origen a nuestras creencias estén basadas en percepciones correctas sobre cosas que efectivamente eran reales y que ciertamente sucedieron en algún momento de nuestra vida pasada… pero ¿estás seguro que las cosas no han cambiado?… ¿estás seguro que las creencias sobre las cuales están basadas todas tus verdades absolutas no están desactualizadas?.

 

En muchos de mis talleres y conferencias cuando llegamos al tema de las creencias, suelo hacer un ejercicio con los participantes, y averiguo si hay alguno que considera que realmente no es bueno para pintar la figura humana… siempre hay varias personas que levantan la mano y al preguntarles el porque, ofrecen una gran variedad de razones con las cuales explican y sustentan su auto-concepto de ser “muy malos dibujantes de la figura humana”.

 

Es entonces cuando les pregunto cuando fue la última vez que dibujaron una figura humana, casi siempre, después de un largo ejercicio de recorrer la memoria del pasado, terminamos encontramos que la última vez fue… ¡en el colegio… en la primaria!… y recuerda que estamos hablando de talleres en empresas, donde el menor de los asistentes probablemente finalizó sus estudios de primaria ¡hace 30 años o más!.

 

Desde cuando estaban en primaria, dado que las pinturas que hacían en esa época fueron calificadas por alguna persona como “no tan buenas”… se desarrolló esa creencia que hoy, 30 años después sigue presente y define y limita muchos de los comportamientos, de los sueños y de las cosas que esa persona podría lanzarse a hacer, pero que nunca va a intentar porque no se siente suficiente o no es bueno para eso.

 

¿De verdad crees que una percepción de hace 30 años no es muy probable que esté desactualizada?… ¿no valdría la pena volver a intentarlo hoy, 30 años después y ver que pasa?… y si cuando terminas tu dibujo, sigues pensando lo mismo… no valdría entonces la pena preguntarte ¿en qué estándar te estás basando para decidir que tu dibujo es malo o bueno?… las cosas cambian, y como les digo a los participantes, hay grandes artistas, escultores y pintores que han alcanzado el éxito es su carrera, creando obras “muy feas”… desde ciertos puntos de vista claro… puntos de vista que ciertamente no comparten quienes compran sus obras por varios miles de dólares.

 

Ese es el problema con este cuarto elemento que va a impedir que abandones fácilmente tu zona de confort. Que muchas de nuestras creencias están completamente desactualizadas y no nos hemos sentado a pensar si debemos renovarlas y verificar si están basadas en definiciones de éxito y estándares que no son nuestros y por los cuales no deberíamos juzgarnos a nosotros mismos.

 

Por eso, al pensar en salir de nuestra zona de confort en búsqueda de un éxito mayor y de alcanzar un nuevo nivel de liderazgo, si las creencias que dan origen a nuestras verdades absolutas están desactualizadas, pues simplemente nos estaremos confundiendo a nosotros mismos, nos estaremos desviando y estaremos perdiendo así el valor y el coraje para abandonar nuestra zona de confort creyendo que no somos capaces o sencillamente “porque yo no soy así… yo no soy de esos que se dan el lujo de arriesgarlo todo”… ¿no será que estás corriendo más riesgos quedándote donde estás, pensando que podrás estar allí para siempre y que nunca nada raro va a pasar?

 

De manera que para poder empoderarte a tomar la decisión de una vez por todas, siéntate a revisar tus verdades absolutas, esas que te dicen de qué estas hecho y de qué cosas eres capaz y ¡actualiza tus creencias!.

 

Mucho mejor si lo haces hoy mismo. Así incluso es muy probable que seas capaz de evitar el infarto, el accidente o el cáncer que de seguro si te obligarán a actualizar todo tu inventario de creencias y darte cuenta de lo que eres capaz de hacer para llegar a donde mereces llegar.

 

5. Afán de obtener grandes resultados demasiado pronto.

 

Una vez hemos tomado la decisión de abandonar nuestra zona de confort y comenzamos a dar los primeros pasos, debemos estar conscientes de una nueva situación que nos puede hacer dudar e incluso retroceder en nuestro intento. Se trata de la expectativa de obtener el resultado demasiado pronto. No solo para abandonar nuestra zona de confort, sino también para desarrollar nuestro liderazgo esta es una situación que debemos aprender a identificar para controlarla y evitar que nos haga perder el rumbo.

 

En su libro de liderazgo “Las 21 leyes irrefutables del liderazgo” el autor John C. Maxwell nos habla de la Ley del Proceso. El Confort 5liderazgo se desarrolla diariamente, no en un día. La ley del proceso nos enseña que los resultados de alto nivel en liderazgo no se obtienen de la noche a la mañana. Utilizando la misma analogía de Maxwell, podríamos decir que el abandonar la zona de confort es como invertir exitosamente en la bolsa de valores. Si tú esperas hacer una fortuna en un día, no tendrás éxito. Lo que más importa es lo que haces día a día en el largo plazo.

 

Los expertos Warren Benis y Burt Nanus hicieron un descubrimiento acerca de la relación entre el crecimiento y el liderazgo: “es la capacidad de desarrollar y mejorar las destrezas lo que marca la diferencia entre los líderes y los demás”. Los líderes exitosos son aprendices, y el proceso de aprendizaje es un continuo resultado de la autodisciplina y la perseverancia. La meta de cada día debe ser mejorar un poco y continuar alejándose de la zona de confort para elevar un poco más nuestro liderazgo y así, poco a poco, edificar sobre el progreso del día anterior.

 

Cuando estudiamos cómo desarrollar un verdadero Talante de Campeón y ver cómo alguien se forja como un campeón, solo debemos mirar su rutina diaria. Puedes trazarte la meta que quieras pero lo que cuenta es lo que en verdad haces día tras día. No hay éxito de la noche a la mañana.

 

Por eso como decía el campeón de boxeo Joe Frazier, “si usted hizo trampas en la oscuridad de la madrugada, la gente se va a dar cuenta ahora bajo las luces brillantes del cuadrilátero”. Si deseas convertirte en un verdadero líder, obligatoriamente debes abandonar tu zona de confort ¡y eso es completamente posible para todos!… ¡tú puedes hacerlo!… pero no es algo que se alcanza con unos cuantos metros de recorrido.

 

Se necesita una meta clara, retarse día a día y desarrollar perseverancia!. El liderazgo no se desarrolla de un día para otro… es algo que toma toda una vida. Por eso debemos enfocarnos en el recorrido… ¡y disfrutarlo!, apreciando cada uno de los aprendizajes que tendremos cada día!.

 

 

navidadPor último, quiero desearte una feliz navidad y un magnífico año nuevo. Espero que el año 2016 sea un año lleno de éxitos para ti, tu familia y para tu empresa. Yo tomaré un descanso con mi familia para compartir la época de navidad y retornaré a mi escritorio el próximo año para continuar compartiendo contigo estas reflexiones sobre liderazgo y felicidad. Nos encontramos entonces de nuevo el próximo jueves 14 de enero del 2016.

¡Feliz navidad y feliz año para todos!

 

_MG_7936Este es un espacio que a través de expresar diferentes puntos de vista de su autor, busca generar en sus lectores un momento de
reflexión, de evaluación personal y provocar una reacción o una opinión al respecto. No es un sitio de capacitación ni pretende revelar la verdad absoluta Por eso me encantaría saber tus comentarios u opiniones y si este blog está siendo de utilidad para mejorar tu liderazgo personal y el de tu empresa. 

 Suscríbete al blog para no perderte el próximo artículo y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realiza esta operación para comprobar que no eres un robot (antispam) *